5 julio, 2012

Plan contra las “molestias” del Ramadán



El PP exige que se aplique la ordenanza de civismo para garantizar el descanso de los vecinos

El Grupo municipal del PP ha elevado una petición al plenario para que durante la festividad musulmana del Ramadán el consistorio elabore un plan especial que garantice que lacomunidad islámica de Mataró (Maresme) cumpla con la ordenanza de civismo, en especial aquellos artículos que se refieren al descanso de los vecinos. En caso contrario, los populares piden que se apliquen las sanciones tipificadas con multas de hasta 900 euros, las más graves.

El portavoz del PP en Mataró, José Manuel López, pide que desde el consistorio se establezca un diálogo con las entidades islámicas que celebran el Ramadán para que entiendan que ciertas actitudes a la salida de los rezos nocturnos “son sumamente molestas” para el resto de los vecinos. Una situación que el año pasado ya provocó situaciones de tensión entre vecinos y musulmanes.

El descanso vecinal, según el PP, se garantizará con la presencia policial en las entradas y salidas de las mezquitas y, sobre todo, el patrullaje evitará las aglomeraciones de personas a altas horas de la madrugada en plazas y espacios públicos. En todo caso, el PP defiende que se debe aplicar el mismo rasero para todos los residentes y que por ello se debe tener en cuenta que las molestias por ruido y contaminación acústica sean sancionadas.

Evitar conflictos vecinales
El portavoz Popular, José Manuel López, aseguró: “No toleraremos que se vuelvan a reproducir las molestias que hemos denunciado en años anteriores, se tiene que garantizar el derecho de los vecinos al descanso y si este derecho no se garantiza hace falta que se aplique la normativa vigente en materia de contaminación acústica y de centros de libre concurrencia”. En el mismo sentido, López añade que “este año además cobra una especial relevancia puesto que el Ramadán coincide durante dos semanas en días laborables, a diferencia de los años anteriores, lo cual puede ser fuente de conflictos”

López recuerda además que en Mataró no se ha dudado en cerrar numerosos establecimientos que no cumplían con la normativa y no se entendería que no se aplicara el mismo rasero a todos los casos.

(LA VANGUARDIA.COM)

Compartir

Facebook Twitter MySpace Technorati
Menéame Delicious NetvibesYahoo!